Mangueras planas reforzadas

Mangueras planas reforzadas

Las mangueras planas reforzadas a diferencia de las mangueras planas ligeras pueden llegar a soportar altas presiones de trabajo. Las mangueras planas reforzadas son conocidas como mangueras planas técnicas. 

La manguera plana técnica tiene un uso exclusivo contra incendios aunque gracias al gran rendimiento de trabajo del que disponen, también se utilizan para descarga y transporte de líquidos con bombas de achique. 

Este tipo de mangueras están fabricadas con PVC y con un refuerzo textil de poliéster en su interior.

Diferentes tipos de mangueras planas reforzadas

manguera azul reforzada

Hay diferentes tipos de refuerzos aunque los que más se utilizan en este tipo de mangueras son los refuerzos de poliéster simples y refuerzos de poliéster dobles. Gracias a este añadido, las mangueras planas reforzadas tienen una alta resistencia a los golpes, a la presión, a la abrasión y sobre todo a la tracción mecánica.

La utilización de las mangueras planas provoca un gran ahorro económico a cualquier profesional. Sin duda es una buena elección frente al resto de mangueras rígidas. 

Como ya sabemos, las mangueras planas son fáciles de almacenar y sobre todo de transportar. Gracias a estas condiciones, los costes en instalaciones de riegos agrícolas se reducen. Son muy fáciles de almacenar porque el despliegue y la recogida son muy sencillos de realizar. La manguera plana reforzada dispone de una alta flexibilidad y resistencia a la torsión, por ello, al recoger la manguera nunca se doblará causando roturas del material. Además, se adapta a la irregularidad del terreno y no genera tensiones internas. 

Las mangueras planas reforzadas no tienen altos costes de trabajo, ya que no pierde carga. Este tipo de manguera se expande un poco cuando está en sus máximos bares de presión. Suelen crecer un 11% lo que ayuda a incrementar el caudal.

Mejor resistencia de la manguera reforzada

Mangueras planas reforzadas

La resistencia es una de las características a destacar de las mangueras reforzadas. Tolerancia a la intemperie y a las inclemencias del tiempo es el plato fuerte de este tipo de manguera. Gracias al diseño y los refuerzos textiles, las mangueras reforzadas garantizan una vida útil muy superior a sus competidoras. Ofrecen resistencia al arrastre, a la abrasión climática, a las incrustaciones, a la corrosión, al calor, a los agentes químicos, a los rayos uva, a los ataques microbiológicos y un largo etcétera. 

Si te dedicas a la agricultura, a la construcción, alimentación, a la gestión de aguas residuales de las industrias, a la minería o a la impulsión de agua por las inundaciones, no dudes en probar una de ellas. En este enlace encontrarás las mejores mangueras reforzadas del mercado.